¿Qué es BPM en la industria alimentaria?

Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), se define como los lineamientos básicos y estandarizados que nos permitirán producir o preparar alimentos dando a nuestros clientes todas las garantías de higiene para un consumo seguro de nuestros productos.

En una definición más técnica en Colombia las (BPM) están determinadas en por la Resolución 2674 de 2013, donde en el artículo 1 establece: “ los requisitos sanitarios que deben cumplir las personas naturales y/o jurídicas que ejercen actividades de fabricación, procesamiento, preparación, envase, almacenamiento, transporte, distribución y comercialización de alimentos y materias primas de alimentos y los requisitos para la notificación, permiso o registro sanitario de los alimentos, según el riesgo en salud pública, con el fin de proteger la vida y la salud de las personas”

Principales Requisitos para implementar las BPM

En este sentido, los aspectos más puntuales que se deben tener en cuenta dentro del proceso productivo son los siguientes:

  • Instalaciones y Equipos: en general deben estar diseñadas en materiales resistentes, impermeables, no porosos, no absorbentes y de fácil acceso para su limpieza y estar distribuidos de una forma secuencial y lógica. Debe haber servicios sanitarios suficientes y suministro de recursos como el agua, entre otros
  • Requisitos Higiénicos de fabricación: los proveedores, materias primas, empaques e insumos, deben cumplir con criterios claros de calidad, y de igual manera durante el proceso se deben aplicar métodos y controles que garanticen la inocuidad del producto y prevengan su contaminación
  • Personal Manipulador de Alimentos: debe cumplir estrictas Normas de Higiene y protección, demostrar un buen estado de Salud y acogerse a un Plan de capacitación continuo y permanente de mínimo 10 horas anuales
  • Asegurar la Calidad e Inocuidad del producto: se deben implementar sistemas de control de calidad con enfoque preventivo y que abarque todas las etapas del proceso, aplicar Planes de Muestreo y herramientas como HACCP
  • Saneamiento: se debe implementar un Plan de Saneamiento que contenga como mínimo un Programa de Limpieza y Desinfección, un programa de manejo integral de residuos, un programa de Prevención de Plagas y un Programa de abastecimiento de agua potable, con sus respectivos protocolos y listas de chequeo
  • Almacenamiento, distribución, transporte y comercialización del producto: Aplicar adecuados sistemas de Rotación y Conservación del producto de acuerdo con sus características en bodegas o equipos totalmente limpios y con distancias correctas entre piso producto y piso – pared.
  • Registro, permiso o Notificación Sanitaria: los alimentos que sean transformados y se comercialicen empacados deberán tramitar el respectivo registro, permiso, o notificación de acuerdo con la norma.

¿Quién debe cumplir o implementar las BPM?

  • Todas las fábricas y establecimientos donde se procesan los alimentos; los equipos y utensilios y el personal manipulador de alimentos.
  • Todas las actividades de fabricación, procesamiento, preparación, envase, almacenamiento, transporte, distribución y comercialización de alimentos en el territorio nacional.
  • Los alimentos y materias primas para alimentos que se fabriquen, envasen, expendan, exporten o importen, para el consumo humano.
  • Las actividades de vigilancia y control que ejerzan las autoridades sanitarias sobre la fabricación, procesamiento, preparación, envase, almacenamiento, transporte, distribución, importación, exportación y comercialización de alimentos, sobre los alimentos y materias primas para alimentos.
  • Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) requieren de estrictos cuidados en aspectos principales como Instalaciones, Equipos y Utensilios.

Principales ventajas de implementar BPM en la empresa

  • Mejorar los sistemas de calidad de la empresa.
  • Demuestra conformidad con los requisitos legales nacionales e internacionales.
  • Mejora el proceso de producción.
  • Reduce los tiempos de ejecución de las actividades.
  • Personal capacitado y consciente de sus actividades de desempeño.
  • Mejora la comunicación interna de la propia organización.
  • Demuestra a la sociedad el compromiso de la organización con la seguridad alimentaria.
  • Monitorización y trazabilidad de procesos.
  • Automatización de los procesos.
  • Mayor alineación entre negocio y sistemas.

En resumen, los efectos de ejercer correctamente las BPM son altamente positivos para cualquier empresa u organización, permite la mejora continua y la calidad los procesos operativos, genera ahorro en tiempo y en dinero, evita riesgos, se da cumplimiento a las normas y por supuesto, el cliente podrá percibir un servicio/producto más seguro, valioso y confiable.

Conoce ¿Qué es el sistema HACCP? Y su relación con las BPM

Fuente:

Documento: Resolución 2674 de 2013

Buenas Prácticas de Manufactura (BPM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat